El Ayuntamiento de Sax decidía ya en octubre de 2020 suspender todos los actos de las Fiestas de San Blas y solo se mantenían la celebración de las novenas y las misas en honor de la Candelaria y San Blas.

El coronavirus no ha impedido que los sajeños pudieran acercarse a la Iglesia Parroquial de la Asunción, a ver a su patrono San Blas y la Candelaria a lo largo de estos días festivos, tan diferentes a lo habitual, en los que no ha habido eventos multitudinarios como desfiles, actos de arcabucería, embajadas, dianas o la procesiones por las calles de Sax, pero sí actos litúrgicos.

El templo parroquial de Sax acogía las misas en honor a la Candelaria y San Blas que se desarrollaron siguiendo con todas las medidas de seguridad impuestas por las autoridades sanitarias. Las misas en honor de la Virgen de la Candelaria se celebraban el martes 2 de febrero en distintos horarios, siendo la misa mayor a las 10:00 horas y el miércoles 3 de febrero coincidiendo con la festividad de San Blas se realizaban distintas misas siendo la misa mayor a las 12:00 horas, con un aforo restringido, cumpliendo en cada una de las celebraciones con el protocolo de sanidad y seguridad establecido debido a la pandemia de la covid-19.

 

Unos días antes de estas fiestas de San Blas tan atípicas, del 22 al 30 de enero también se celebraron las novenas por quien Sax venera desde el año 1627; cuando los sajeños dieron sus votos a San Blas de celebrar “Desde ahora y para siempre” la festividad del Santo para demostrar su devoción y agradecimiento por haberles liberado de una epidemia de “garrotillo” y por el que se realizan nuestras Fiestas de Moros y Cristianos del 1 al 5 de febrero.

Vivimos tiempos atípicos que han modificado completamente nuestras rutinas. Por ello no es de extrañar que los actos tradicionales que se celebran en estas fechas se hayan visto afectados por la pandemia. Sin embargo, los sajeños hemos hecho un esfuerzo para que sus titulares no se queden sin fiestas en 2021.

Spread the love