Los trabajadores de la Comunidad Valenciana van a recibir dos buenas noticias en 2016. La primera es que el puente de Semana Santa se va a alargar. Además del Viernes Santo y el Lunes de Pascua, el Jueves Santo será también festivo el próximo año. Asimismo, el segundo día de Navidad, el lunes 26 de diciembre, será igualmente festivo.

Así lo ha decidido el Consejo Tripartito para el Desarrollo de las Relaciones Laborales y Negociación Colectiva, formado por representantes de la Conselleria de Economía, la patronal autonómica Cierval y los sindicatos UGT y CC OO. El borrador del decreto está redactado y listo para ser aprobado por el pleno del Consell, según ha sabido este periódico.

Las novedades de este año son fruto de una coincidencia. Hasta tres festividades del calendario caen en domingo, con lo que la autonomía tiene la posibilidad de reubicarlas entre semana. Lo habitual es hacerlo al lunes siguiente. Así ocurre, por ejemplo, con el día de Navidad, que cae en domingo el próximo año, con lo que el lunes, 26 de diciembre se convierte en festivo. Con todo, la festividad estatal del Primero de Mayo, domingo, no genera un día de descanso el lunes 2, sino que se ha preferido trasladarlo al Jueves Santo (24 de marzo).

Finalmente, el 9 d’Octubre, que será domingo en 2016, genera un festivo que se reubica en Lunes de Pascua, que es autonómico aunque también se celebra en otros territorios. Se genera así un puente de cinco días en Pascua, desde el Jueves Santo (24 de marzo) al Lunes de Pascua, que en Valencia, además, queda este año muy cercano a las Fallas.

Así lo establece el borrador del Decreto del Consell que determina el calendario laboral para la Comunidad Valenciana en 2016. Son doce días en total entre las que marca el Estado y la autonomía, fiestas laborales que tendrán carácter retribuido y no recuperable. A ellas habrá que sumar otras dos de carácter local determinadas por los ayuntamientos de la Comunidad, hasta alcanzar las 14 jornadas que marca la legislación estatal.

La elaboración del calendario festivo para 2016 se ha retrasado este año. Habitualmente se publica antes del verano. En esta ocasión, como efecto colateral del cambio de Gobierno autonómico, las negociaciones del Consejo Tripartito se han demorado más de lo que suele ser normal. Su importancia va más allá del ámbito laboral, ya que la Dirección General de Comercio espera su aprobación para poder abordar con el sector qué jornadas festivas se declaran de apertura comercial autorizada en la Comunidad de cara al próximo año. Se prevé que el 3 de noviembre se celebre esa reunión. Será un encuentro tenso. La Conselleria trabaja en el escenario de establecer únicamente diez festivos y domingos de apertura. Es el mínimo que marca la ley. Con todo, Economía no rechaza la posibilidad de aumentar ese número si el sector de grandes superficies acepta que se reduzcan las zonas de libertad horaria en Valencia, como quiere el ayuntamiento de esa ciudad.

 

Diario Información.

Spread the love