La principal novedad consistirá en la «colocación de vehículos de los propios vecinos, identificados, en los accesos a los lugares de mayor aglomeración como las calles y plazas donde se celebrarán las verbenas y actos organizados por las asociaciones de vecinos, así como en los lugares donde tiene lugar la Traca, la suelta de globos o las procesiones», ha apuntado Rubén Alfaro. El dispositivo de seguridad contará, por tanto, con un dispositivo de 192 efectivos policiales distribuidos por toda la ciudad.

Este operativo se mantendrán también en las próximas fiestas de Fallas, aunque con un total de 252 policías, además de los vehículos cruzados «puesto que se ha determinado que son más eficaces en el caso de que sea necesario retirarlos para realizar una evacuación de emergencia, por ejemplo, si se requiere el paso de una ambulancia» ha indicado la máxima autoridad local.

Al respecto, el subdelegado de Gobierno, ha lanzado un mensaje de tranquilidad a toda la ciudadanía ya que «no hay ninguna cuestión que nos permita decir que pueda ocurrir algo». No obstante, y ante los hechos ocurridos recientemente en Cataluña, Saval se ha reunido en los últimos veinte días con los representantes de seguridad y alcaldes de toda la comarca y lo único que le cabe resaltar es «agradecer la actitud que han tenido todos conmigo y su gran profesional», al tiempo que les ha solicitado a todos una mayor implicación, aunque «su dedicación es magnífica». Asimismo, ha pedido la colaboración vecinal para que informe de cualquier aspecto que consideren necesario, aunque considera que la presencia constante de agentes en calles de la ciudad redunda en beneficio de los propios ciudadanos.

Spread the love