Bajo el título «Iglesia Acogedora» el pasado martes 5 de marzo, se nos invitaba a ser una Iglesia acogedora, no de puertas cerradas, en una charla de José Luis Azorín Hernández, párroco de San Gabriel, administrador parroquial del Beato Francisco Castelló de Alicante y Consiliario de Secretariado de Migraciones de Alicante.

En los salones parroquiales de la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Sax, que recibía un lleno casi total, se realizaba una de las charlas más humanas de los últimos tiempos, donde el público intervino junto al ponente. La idea de una iglesia acogedora convierte a las personas de las comunidades más accesibles para los demás, y nos sitúa junto a las personas más necesitadas.

Una Iglesia acogedora para todos, la Iglesia que acoge a todo el mundo, especialmente a aquellos que se sienten excluidos. Entre estos, a los padres sinodales donde se encuentran los solteros, aquellos que sienten atracción por el mismo sexo, los divorciados, los viudos, los inmigrantes que acaban de llegar a un país nuevo, los discapacitados, las personas mayores, los confinados o las minorías raciales y étnicas. Pues la Iglesia es una familia que ama a todos, los acoge y los necesita.

Spread the love