La devoción a Santa Eulalia en Sax está documentada desde comienzos del siglo XVI, como podemos comprobar en las cuentas de propios de 1516, donde figura el siguiente gasto: 

“Que conpré por mandado de los oficiales el día de Santa Olalla que fue la proçesion e toda la gente para caridad, 4 cántaros de vino que costaron 147 maravedíes”. 

Esta fiesta tiene como origen la conmemoración de una milagrosa batalla que se libró entre moros y cristianos, capitaneados éstos (según la tradición oral sajeña, que se recogió en las Ordenanzas de la Villa de Sax de 1772 y que explicó Bernardo Herrero en su Historia de Sax) por el noble catalán Berenguer de Entenza, a quien la patrona de Barcelona auxilió para vencer a los sarracenos, y en cuyo honor mandó edificar una ermita en el lugar de la batalla, conocido desde entonces como los “Prados de Santa Eulalia”, y se hicieron votos de celebrar una romería todos los años para su veneración.  

Ese día se daba de comer a los pobres y clérigos, se predicaba y decía misa, se hacían procesiones con música, siendo los gastos pagados de los fondos de propios del Ayuntamiento. Desde entonces hasta nuestros días se han venido cumpliendo los votos y todos los años se celebra la tradicional Fiesta de Santa Eulalia, que la convierte en una de las más antiguas de la región. 

En sus cuentas destaca la comida o “caridad” que todos los años el Concejo paga a los pobres. El diccionario, en su tercera acepción, define la palabra “caridad” como el “refresco de vino, pan y queso u otro refrigerio, que en algunos lugares dan las cofradías a quienes asisten a la fiesta del santo que se celebra”. 

Ejemplos documentales de la antigüedad de la Fiesta de Santa Eulalia pueden ser las cuentas del concejo de Sax del año 1543, donde aparece el siguiente apunte: “pagó para la fiesta de señora Santa Olalla, vocación de esta villa, para la caridad que suele dar el concejo…. 491 maravedíes”. 

En 1584, Sax solicitó a Felipe II autorización para pagar anualmente la suma de 6.000 maravedíes en la Fiesta de Santa Eulalia, solicitud que fue aprobada por el rey. 

Spread the love