Juegos de toros en Sax en el siglo XVII

por | Feb 9, 2024 | Érase una vez Sax

https://nodox.es/

 

La afición a la fiesta de los toros desapareció de la sociedad sajeña en los primeros años del siglo XX, pero en el siglo XVII era una fiesta con gran popularidad en toda España, también en nuestra comarca, donde en la actualidad persiste en municipios como Monóvar y Pinoso. 

En la extensa documentación del Archivo Municipal de Sax existen actas y apuntes de gasto que nos hablan de la extendida afición por los toros (“correr toros” y “juego de toros”), asociada a las festividades locales, como la Virgen de la Asunción. 

Por ejemplo, el 28 de agosto de 1609 consideran que desde tiempo inmemorial se ha celebrado y solemnizado la fiesta de la Asunción de Nuestra Señora, habiéndose gastado sesenta y seis reales en pólvora y en correr cuatro toros y en otras cosas, y acordaron se haga libranza a Luis Rodríguez, vecino de Villena, que es el dueño de los toros. 

Los libros de cuentas informan sobre los gastos de la fiesta: en 1622 se pagó por mandato del concejo de Sax a Jusepe Estevan “diez y seis reales por los bueyes que truxo a correr a esta villa el día de la Asunción de Nuestra Señora, mostró librança y carta de pago”. 

Las cuentas del año 1631 también mencionan los toros: “pagó veinte reales a Jusepe de Torreblanca por otros tanto que gastó en los toros que se corrieron en la fiesta de la Asunción de Nuestra Señora, mostró librança con carta de pago”. 

Y en 1632 tenemos el siguiente apunte: “pagó veinte reales a Antonio Gómez para la fiesta de la Asunción de Nuestra Señora, para ayuda a la paga del juego de toros, mostró librança con carta de pago”. 

En las cuentas de 1638 vemos el siguiente gasto: “y los beinte reales pagó a los mayordomos de Nuestra Señora de la Asunçion para ayuda a la fiesta de los toros, mostró librança carta de pago”. 

Pasado el medio siglo, en las cuentas de 1666, vemos la siguiente referencia a los toros: “se le pasan en quenta diez y seis reales que pagó por librança desta villa a Juan Balera, vecino de la ciudad de Chinchilla por aber traído una orden de la Reina, nuestra Señora, en la que manda no se corriesen toros el día del Corpus”. 

Spread the love

Categorías