El sajeño Joaquín Ochoa Navarro, “El Tío Puré” se aventuró en el mundo de los negocios con un pequeño terreno en el que sacaba arena y grava para la construcción, todo ello a mano. Montó una empresa familiar, hasta que llegó la tecnología de aquellos años y se hicieron con una cinta, palas y tractores con los que la empresa funcionó de maravilla, le acompañaban sus hermanos Juan “El Tonti”, Francisco “El Policía”, Blas “El Chato y el padre de todos ellos, Joaquín Ochoa Vidal “El Pancheta”, un personaje peculiar que fue uno de los fundadores de la Comparsa de Turcos.

Este sajeño vive en la Calle Venezuela, un primer piso sin ascensor y a sus 91 años “aún monta en bicicleta y fuma como un cosaco” nos comenta su hijo José. “El Tío Puré” comenzó su vida como la de cualquier otro ciudadano humilde de Sax, sus estudios fueron pocos y la vida su mejor maestra, empezó a trabajar muy joven, el campo y sus tareas fueron su primer trabajo que compartía con la educación de sus hijos que sacó adelante gracias a su mujer Isabel Gil Ochoa y, como no, gracias a los abuelos, los padres de Isabel, Pascual Gil Estevan y Josefa Ochoa Giménez.

Joaquín Ochoa Navarro es socio honorífico de la Comparsa de Turcos, en la actualidad no sale pero es festero hasta la médula, por supuesto, de los buenos.

En unos días hablaremos con él y nos contará más cosicas de su vida.

Sax Digital está por Sax y por los sajeños.

Spread the love