El investigador trabaja en proyectos relacionados con los impactos del cambio climático en las zonas áridas, su ecología y su sostenibilidad.

Fernando Maestre ha alcanzado su sueño de ser investigador, un oficio muy costoso que pocas personas consiguen. Ha contribuido a la lucha del cambio climático, aspectos relacionados con el uso del agua en la agricultura y su sostenibilidad, y ha evaluado qué plantas mejoran el funcionamiento de los ecosistemas para usarlas en proyectos de restauración, entre muchos otros proyectos.

El científico ha asegurado que un aspecto que tenemos que mejorar drásticamente es la gestión de reciclaje de residuos.

Fernando Maestre: “La legislación que tenemos es inefectiva, las tasas de reciclaje son muy bajas y necesitamos cambios en nuestro comportamiento y leyes que promuevan una menor utilización de plásticos de un solo uso”.

El investigador ha admitido que cada vez se avanza más en la descarbonización del planeta, aunque estos pasos no son suficientes. Un gran paso podría ser que los ciudadanos puedan producir, consumir e incluso comercializar su propia energía. El agua es un factor clave.

Fernando afianza que se deberían promover más leyes para evitar el deshecho de alimentos. Actualmente se desperdicia el 30% de la comida que se produce. Esto es algo que tiene un coste ambiental muy grande y éticamente es muy reprobable.

El científico sajeño ha sido nombrado en el Alto Consejo Consultivo en I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) de la Generalitat Valenciana, un puesto que ha logrado conseguir a base de trabajo duro, motivado por su interés, curiosidad y afán de contribuir a mejorar el conocimiento de la gente sobre los ecosistemas, intentando que la población pueda beneficiarse de la investigación de su equipo.

Fernando ha consolidado que en España además de contar con una financiación bastante ajustada, la legislación la legislación que rige cómo se puede gastar el dinero implica procedimientos muy tediosos que hacen que los investigadores pierdan mucho tiempo, algo que les supone un reto importante.

También ha revelado que uno de sus proyectos de cara al futuro sería publicar un libro sobre la creación de entornos de trabajo saludables en investigación, aunque esto es algo que se hará esperar, ya que no dispone del tiempo suficiente para ello. Aún así, ha publicado trabajos y columnas de opinión que están teniendo una gran difusión, sobre todo por sus compañeros en el ámbito científico.

Como consejo a futuros investigadores ha afirmado que lo más importante es no renunciar a ese sueño.

Fernando Maestre: “Dedicarse a la investigación en España es complicado, ya que hay muy pocas plazas, en comparación a la gente que aspira a ellas, lo que hace que en muchas ocasiones ese intento de conseguir una plaza derive en consecuencias para la salud mental”.

Según el científico, ingresar en un grupo en el que haya un buen entorno de trabajo es fundamental para desarrollar tu potencial como es debido.

Fernando Maestre ha obtenido el Premio Rey Jaume I, uno de los premios de investigación más importantes, aunque ha confirmado que recibir premios de este calibre no es lo que le motiva a trabajar como lo hace.

Spread the love
Share This