Con la factura de la luz en máximo histórico en pleno julio, estas son las personas que los políticos más han olvidado, “si desconecto de la luz la máquina, muero», pues dependen de una máquina para el día a día, para desplazarse, para respirar, para someterse a tratamientos… en definitiva, para «sobrevivir».

Son las conocidas como personas electrodependientes, un colectivo que, junto con las personas con ingresos bajos o en situación de exclusión social -enmarcadas dentro de la pobreza energética-, son de las que más están sufriendo el aumento sin precedentes de la factura de la luz.

Y más en estos días en los que el recibo ha alcanzado máximos históricos, de más de 111 euros/MWh, una subida sin precedentes que se produce en pleno mes de julio y con una nueva ola de calor que ya está haciendo mella en nuestra localidad. Las personas electrodependientes y sus familiares denuncian eso, que además de sufrir el tarifazo como cualquier persona, lo tienen que soportar sin poder hacer uso de sus aparatos en función de las horas más baratas, porque dependen de ellos las 24 horas del día.

¿Y los políticos de Sax van hacer algo?

Tenemos trece concejales en nuestro Ayuntamiento, algunos de ellos en un equipo de gobierno los cuales cobran unos sueldos por hacer su trabajo, que ahora en pandemia es muy diferente a otros momentos vividos. Otros concejales están en la oposición, cuya labor, además de su imprescindible vocación de gobernar, es la de inspeccionar de cerca al gobierno de turno, controlar sus procesos, ser un contrapeso, una alternativa, una esperanza de continuidad y la de denunciar a instancias judiciales cuando sea necesario.

Hagan su trabajo, por favor, y gobiernen para todos los sajeños sin excepción.

Spread the love
Share This