Una caravana de coches y furgonetas, convocada por la Asociación de Comerciantes de Sax, protagonizaba, el pasado sábado 20 de febrero, una protesta por las calles del municipio para reclamar ayudas de la Generalitat y del Gobierno de España, así como la apertura de los establecimientos.

La cita, que partía desde la calle Luis Barceló, ocupaba también la zona de la Estación y el ensanche de la Cooperativa del Campo San Blas, por la gran cantidad de vehículos que participaban en esta manifestación, que recorría las principales avenidas y calles de Sax, contando con la ayuda y colaboración de las fuerzas del orden público, que mantuvieron la seguridad durante toda la reivindicación de los hosteleros sajeños.

Mas de un centenar de vehículos participaban en esta primera protesta por el cierre de los establecimientos de restauración, comercios y ocio, así como gimnasios, sin que se haya producido un compromiso efectivo y real de ayudas directas mientras siguen pagando tasas e impuestos, tras sentirse criminalizados y señalados por el aumento de contagios sin pruebas fehacientes que avalen este extremo.

Según algunos de los manifestantes, «estamos abandonados y a la deriva en el momento más complicado para el sector«, haciendo la queja extensiva a todas las instituciones, “nos han criminalizado al hacernos los culpables de la pandemia” tras hacer los deberes con las medidas que se les requirió y que adoptaban a raja tabla, se les cerro el pasado 21 de enero, «menos de un 2% de los contagios proviene de nuestro sector«, concluyen los manifestantes.

 

Spread the love