El de Alagón con raíces sajeñas por parte materna, sube al podio en su primeros Juegos, consiguiendo una plata olímpica. Sergio Ibáñez Bañón, tiene en su palmarés, una plata y un bronce en Campeonatos de España absolutos ante judokas sin discapacidad.

El judoka de 22 años y con una discapacidad visual del 78%, se ha colgado la plata en 66 kg en la cuna del judo tras perder con polémica en la final ante el uzbeco Uchkun Kuranbaev en la técnica de oro. El árbitro dio por válido un wazari de su rival con el que el español no estuvo de acuerdo.

Sergio Ibáñez Bañón, llegó a la final tras dejar por el camino al portorriqueño Luis Jabdiel Pérez, al que ganó por ippon; al azerbayanao Namig Abasli por waza-ari Sumi-otoshi en el punto de oro y al georgiano Giorgi Gamjashvili le sometió por ippon.

Desde el Judo Club Sax, su presidente Pedro Gutiérrez Cazorla, “enhorabuena por tu plata Sergio, hemos visto cómo te transformas en el tatami dejando atrás tu timidez y cara de buen chico para mostrarte descarado y ambicioso” recordar que su éxito se coció a fuego lento. Una de las claves de su éxito ha sido el saber esperar, “en el tatami no hace falta ver, lo importante es sentir los movimientos”, concluye Gutiérrez.

El espectacular Nippon Budokan, el santuario de las artes marciales en Japón y donde en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964 hizo su estreno el judo y hace un mes el karate, fue el escenario perfecto para el debut de Sergio Ibáñez en su primera cita paralímpica.

Spread the love