El ciclista del Equipo Essax, Tomás Miralles se coronaba como rey de la montaña en la ronda tinerfeña.

El Equipo Essax acudía a las islas con Francisco de Borja Romero, Mikel Castellá, Martín Gil, Alejandro Lovera, Tomás Miralles y José Sanz.

La Vuelta a Tenerife arrancó con una contrarreloj por equipos donde el bloque sajeño firmó una buena actuación, a tan solo 6 segundos del mejor tiempo. Garantía de que las opciones de cara a disputar la prueba se mantenían intactas.

De hecho, Tomás Miralles supo gestionar a la perfección la segunda etapa, pues el ciclista del Equipo Essax rozó la victoria, concluyendo segundo en el parcial y colocándose también segundo en la clasificación general.

La etapa final acontecida el domingo dio de nuevo juego. La escuadra sajeña salió con el objetivo de llevarse a casa el maillot de la montaña y, gracias a un sensacional trabajo, lo consiguió. Tomás Miralles fue el primer hombre en coronar el Alto del Inglés y La Laguna y, por lo tanto, el portador final del jersey.

«Han sido tres días muy intensos. No había un metro llano, pero hemos estado ahí», valora el protagonista Tomás Miralles. «Es para estar contentos con la victoria de la montaña, aunque tengo un sabor agridulce por quedarme en dos ocasiones tan cerca de ganar».

Por su parte, los ciclistas del Equipo Essax desplazados a Francia completaron su participación internacional en el Tour des Landes. Tres jornadas que han supuesto una bonita experiencia y un valioso aprendizaje. Incluso pudieron estar en la pelea con Óscar Moscardó.

Spread the love