Mientras España atravesaba los difíciles años del sexenio revolucionario (1868-1874), el imperio austrohúngaro se disponía a celebrar la Exposición Universal de Viena en 1873, entre el 1 de mayo y el 31 de octubre, y que tenía como tema “Cultura y Educación”. El recinto de la exposición abarcaba 233 hectáreas, participaron 35 países y hubo 7.255.000 visitantes, que hicieron eclosionar a Viena. 

Se trató de la primera exposición verdaderamente universal, pues países como Japón, Túnez o Egipto tuvieron por primera vez pabellones propios para mostrar al mundo su arte, cultura y tradiciones. 

La Primera República Española participó en la Exposición de Viena con un pabellón neomudéjar, obra de Lorenzo Álvarez Capra. La provincia de Alicante tuvo una gran participación en dicha Exposición, como vemos en el diario liberal “El Constitucional”, de Alicante, el 2 abril 1873, donde aparece una gran lista de expositores, entre los que figura uno de Sax: Andrés Alpañés, con su producto: el vino. 

En 1873, Sax tenía 3.282 habitantes, y en los 15 años transcurridos desde la llegada del ferrocarril a Alicante, en 1858, había aumentado en 563 habitantes, debido a la llegada de inmigrantes para trabajar en el cultivo de la vid y elaboración y exportación de vino. 

En el Archivo Municipal de Sax se conservan varias cartas de la Comisión Provincial de Alicante de la Exposición Universal de Viena. Una de ellas, de 22 de mayo de 1873, en la que solicita se informe a los expositores de la localidad de que deben responder a un interrogatorio, nos aclara que fueron dos los expositores sajeños, el citado Andrés Alpañés, y Secundino Senabre, “a fin de que puedan llegar a la Comisión General Española antes del 30 del actual, pues de lo contrario se entenderá que los precitados expositores renuncian a ser premiados”. 

Según el Padrón de habitantes de 1872, Andrés Alpañés Valera vivía en la calle San Sebastián, nº 7. Y Secundino Senabre Gil residía en la calle Ancha (actual Castelar), nº 16. Los dos eran grandes propietarios, con bodegas, almazaras y fábricas de aguardiente. 

Spread the love