El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Villena, ha considerado que “ni se apreció acto de ofensa o ultraje en el hecho de la retirada de la bandera nacional por orden del alcalde, ni ánimo injurioso o de ofensa a dicho símbolo de la nación en dicha decisión”. La sentencia añade que hay que tener en cuenta que la bandera de tamaño gigante retirada “no se colocó de manera oficial si no por terceras personas de manera anónima careciendo de la correspondiente autorización”, y añade que el castillo de Sax es un Bien de Interés Cultural y está protegido.

Una impresionante bandera con los colores del emblema nacional apareció en la madrugada del 29 de septiembre colgada de las murallas del castillo de Sax, la cual fue retirada por la brigada municipal, “ya que no se tenía constancia de la autorización de la colocación de dicha bandera” según comentaba el Alcalde de Sax, Juanjo Herrero, “realizar este tipo de actos sin autorización, con el peligro que ello conlleva, ante los hechos que están ocurriendo en Catalunya, debería de notificarse por escrito de entrada en el mismo ayuntamiento de Sax, , como se hace con la colocación de cualquier simbología festiva o de cualquier otro tipo, de forma pacífica y expresando con firmeza, lo que cada vecino quiera llevar a cabo”.

La retirada de la bandera género entre los vecinos polémicas, a favor y en contra, por lo que un vecino de Novelda, decidió presentar una denuncia contra el alcalde de Sax por un presunto delito de “ofensa o ultraje a España”, previsto en el artículo 543 del Código Penal. El denunciante argumentó en la denuncia que en otras ocasiones, en el castillo, se han exhibido símbolos contra el SIDA o la violencia machista. También argumenta que el castillo se ha utilizado para exhibir símbolos “no aceptados por la totalidad de la población, por ejemplo, la bandera del orgullo gay”, y añade, “apuntando al oportunismo y generando tensión en la sociedad”.

La colocación de esta bandera, presuntamente fue llevada a cabo por la parte posterior de la peña del Castillo, con el peligro que ellos supone, por el autor o autores de este gesto simbólico en defensa de la legalidad constitucional, por la integridad de España y en apoyo a la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, frente al referéndum por la independencia de Cataluña.

Spread the love