El envío consiste en 3.808 mantas y 450 toldos de plástico para la protección, lo que  se calcula podrá beneficar a cerca de 4.000 personas. Este material, financiado  por la Generalitat Valecniana, saldrá hoy desde Torrejón de Ardóz con destino a Quito, capital ecuatoriana,  en un avión  fletado por la  Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (AECID). La totalidad de la ayuda humanitaria está valorada en 41.776 €, de los que  20.000 € financia la Generalitat.

 

Esta acción se suma a las ya realizadas por parte de Cruz Roja Española, desde el primer momento del terremoto de Ecuador. Actualmente hay un equipo de tres personas en el país, una de ellas experta en agua y saneamiento que se ha desplazado a la zona afectada junto con la Cruz Roja Ecuatoriana para evaluar los daños. Además, la organización ha realizado un primer envío de 15.000 € para contribuir en las labores de rescate y necesidades más inmediatas. También, está realizando labores de apoyo psicosocial a los familiares de las víctimas que residen en España.

 

Por otro lado, más de 800 voluntarios y personal de la Cruz Roja Ecuatoriana están llevando a cabo operaciones de búsqueda, rescate y evacuación en las comunidades afectadas, además de brindar servicios de ambulancia, primeros auxilios y atención sanitaria y psicosocial.

 

Se prevé que las necesidades más urgentes de la población ecuatoriana afectada por el terremoto sean de acceso a artículos de primera necesidad, agua potable, saneamiento, alojamiento y alimentos. El nivel de las necesidades humanitarias aumentará a medida que se vaya accediendo a otras zonas y se disponga de más información. Aunque no existe una cifra oficial de personas afectadas, se estima que entre 70.000 y 100.000 personas requerirán algún tipo de asistencia (de 3.000 a 5.000 requieren alojamiento de emergencia).La Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja apoya a los voluntarios y el personal de la Cruz Roja Ecuatoriana y cuenta material de ayuda y socorro disponible para desastres en Ecuador.

 

 

Spread the love