Llevo ya casi un mes viendo como todos los días sobre las 22:00 horas de la noche acude gente de mi pueblo a los  contenedores cercanos a los  supermercados,¿Dan comida gratis? Parece ser que recogen las sobras, productos caducados, algunas personas parece que sepan hasta lo que van a comer, alguien les deja la comida, alguien las prepara, alguien con buena voluntad, lo hace.

 

 

A día de hoy si defiendes los derechos sociales eres un podemita-bolivariano, vete tú a saber qué significa eso, hasta incluso te pueden llamar idealista, que es peor, algunos lo podrían llamar utopia, pero fíjense todo se podría conseguir.

 

Da igual cómo lo argumentes, el enfoque que le des al asunto, te miran y se sonríen. Están por encima de ti. Algunos son políticos, que prometen, que dicen que ellos lo van a solucionar, tienen la clave, son los nuevos yuppie-político-economistas que saben de todo y no solucionan nada. Otros son ciudadanos normales y corrientes que saben que sus vecinos están mal, que no pueden subsistir, pero a ellos les da lo mismo, ya dan dinero para el Domun, o tienen apadrinado a un niño del tercer mundo.

 

Y mientras tanto, todo va como una “balsica” de aceite, vamos de pregón de fiestas, tenemos el cuartelillo a “tutiplén” y por supuesto nos reímos de las personas que no llegan a fin de mes.

 

Y preguntareis ¿Por qué no van a Cáritas o Servicios Sociales? Pues la respuesta es muy fácil nadie quiere que lo sepa  su vecino, porque le da lástima también el negrito del tercer mundo o tal vez porque su vecino se reiría de él.

 

Enrique Camilo i Pico

Spread the love