El 24 de febrero se produjo la sentencia del Tribunal Supremo de la Comunidad Valenciana contra la alegación del Ayuntamiento de Sax por el caso de expropiación forzosa de la finca El Molino.

En esa sentencia se falla contra nuestro Ayuntamiento y a favor de la familia Barceló, y se obliga a los sajeños a pagar un millón seiscientos cuarenta mil euros a dicha familia. La noticia es por sí misma muy grave, pero se puede añadir también otra circunstancia también grave y es que han transcurrido casi dos meses sin que el Ayuntamiento le haya dado publicidad, sin que el Ayuntamiento de Sax haya informado a sus ciudadanos, que somos los que en última instancia deberemos pagar esta enorme cantidad de dinero.

Desde hace casi dos meses que está en poder del equipo de gobierno esa sentencia y, por eso, los de Izquierda Unida nos vemos obligados a malpensar que se trata de otro caso de falta de transparencia del bipartito, algo muy parecido a lo que está ocurriendo con el tema de la expropiación de Unisax.

Y tenemos que suponer también que, si la concejala de urbanismo, Irene Jiménez, ha salido en la Ser esta semana a dar cuenta de la sentencia sobre El Molino, totalmente contraria a los intereses de Sax, es porque, un día antes, nuestro concejal había hablado del tema con Radio Elda Cadena Ser.

La información que han recibido los sajeños ha sido ninguna hasta esta semana, y sigue siendo escasa porque la concejala deja sin explicar aspectos tan importantes del caso como:

– Si este gobierno municipal se ha reunido antes con la familia para llegar a un acuerdo menos gravoso para la economía de nuestro pueblo.

– Si el bipartito ha llevado a cabo alguna otra acción para evitar la dolorosa condena?

– ¿Por qué no va a recurrir de nuevo ya que, según informa Radio Elda Cadena Ser, sí que es posible el recurso?

– ¿De dónde se piensa recortar de ahora en adelante para hacer frente a los intereses que va a suponer pedir un préstamo de 1.640.000 euros?

Izquierda Unida de Sax.

Spread the love