Seleccionar página

Apareciste un día en China, no sabemos ni de dónde, ni el cómo, ni el porqué, no sabemos quién fue el huésped 0, ni tan siquiera qué día ni que mes comenzaste tú andadura mortal y traicionera que iba dejando tras de sí a miles de muertos y contagiados entre el pueblo chino.

Aquí en Europa estábamos pensando que al ser algo lejano, era una batalla que libraba China y al igual que el resto del mundo nos mantuvimos ajenos a tu avance, silencioso dentro de aviones, trenes y barcos. Empezaste a atacar con dureza al pueblo chino y este comenzó a ver la realidad, se enfrentaban a un enemigo microscópico, pero gigante en su fortaleza y en su manera de introducirse y pasarse de cuerpo a cuerpo. Tomaron medidas draconianas y construyeron hospitales en días, algo nunca visto. Paralizaron un país entero y por primera vez vimos, que la salud estaba por encima de la economía, porque si no luchaban así la muerte iba a campar a sus anchas sin tregua. Ante nuestros atónitos ojos llegaste a Europa antes de lo esperado y te adueñaste de Italia, haciendo que el pueblo italiano, supiera en sus propias carnes, cual es la dureza de batallar contra ti.

Rápidamente te fuiste extendiendo por todos los puntos del mundo y te convertiste en Pandemia. Has llegado hasta nosotros España, aquellos que te mirábamos como algo lejano, te tenemos ya entre nosotros. Pues voy a decirte algo, aunque eres un enemigo poderoso, el pueblo español está enfrentándose contra ti, como jamás pensé que nos uniriamos.

Estoy orgullosa de tod@s mis compañer@s  del Hospital, que ante la adversidad ,están sacando lo mejor de sí mism@s y están entrando en combate en esta tregua sin descanso , con un coraje y muchas veces sin los medios necesarios , para plantarte cara .Están batallando en la UCI con ese buen hacer que les caracteriza y esa humanidad que les brota por cada poro de su cuerpo .tratando a esos pacientes con el cariño que se merecen y quiero que sepáis ,que en la UCI del clínico nadie se muere sol@  , es verdad que en estos días  su familia no pueda entrar a despedirse, pero est@s compañer@s dignos de todas mención , se están encargando de darles el calor y el cariño que toda persona necesita en esos momentos , no lo dudéis ni un instante , porque son gente humana y con un gran corazón y están humanizados con Mayúsculas. Están esos compañer@s de las plantas que en cada habitación tienen pacientes positivos y están haciendo un esfuerzo sobrehumano para atenderles lo mejor posible y darles la tranquilidad, que ellos mismos no sienten, para que estos pacientes luchen y se pongan bien con el menor miedo posible en sus cuerpos. Una mención especial tiene mis compañeros de la urgencia que estando en primera línea saben lo que es enfrentarse a ti sin descanso y con esa entereza y humanidad dignas del libro Guinness de los récords. Estoy orgullosa de cada uno de los miembros del Hospital, porque estáis demostrando que sois profesionales dignos de todo respeto y que está guerra se gana con ese coraje que estáis poniendo.

Este escenario está pasando en muchos hospitales españoles y les doy mi enhorabuena por su gran labor. Al gobierno español les pido con vehemencia que doten a los hospitales de los medios necesarios para poder ganar esta batalla, dadnos EPIS que podamos protegernos que no tengamos que fabricamos mascarillas con calzas, ni caretas protectoras con fundas de plástico, soluciones hidroalcohólicas, lejías etc. Porque al campo de batalla hay que ir pertrechado con una buena protección para poder luchar cuerpo a cuerpo contra este virus y poder estar en igualdad de condiciones para poder vencerlo.

Al pueblo español le pido que, si no es estrictamente necesario que salga a trabajar, que se quede en casa porque así evitará más la propagación y cuando salga que extreme las precauciones de higiene que se están recomendado. Enhorabuena a todos los cuerpos de seguridad del estado, bomberos, supermercados, transportistas, servicios de limpieza etc. Sin vosotr@s sería imposible doblegar a este enemigo.

Solo quiero recalcar que eres un enemigo muy fuerte, pero juntos te venceremos y aunque no nos das tregua nosotros sabemos, que más pronto que tarde serás un virus más, con el que conviviremos con las armas de nuestros científicos que están dejándose la piel para sacar una vacuna que te mantenga a raya y tratamientos retrovirales que hagan más fácil tú curación.

No te tenemos miedo, pero si te respetamos porque sabemos lo poderoso que eres, aunque seas microscópico, pero quiero que sepas que has sacado lo mejor del ser humano   y eso enemigo es tu peor perdición.

Un saludo a tod@s de parte de la enfermera, Adela Avila.

Spread the love
Share This