La Guardia Civil ha detenido a cuatro integrantes de una misma familia por más de 125 hechos delictivos cometidos en la provincia de Alicante. Los arrestados son sospechosos de dedicarse a sustraer placas de matrícula en municipios como San Juan, El Campello, Alicante, Ibi, Sax y Novelda y posteriormente realizaba estafas en gasolineras, hurtos y robos en viviendas y en el interior de vehículos, e incluso robos de automóviles.

La investigación ha revelado que los cuatro detenidos, de 45, 44, 41 y 40 años, se dedicaban presuntamente a sustraer placas de matrícula de vehículos en esas localidades, normalmente de modelos y color similares a los vehículos de su propiedad, para cometer, además de otros delitos en los que usaban los vehículos, estafas repostando en distintas gasolineras sin pagar, con lo que pretendían no ser detectados.

Las placas de matrícula robadas y usadas en las estafas ascienden a más de 40, lo que constituye un delito continuado de falsificación de placas de matrícula.

 

ABC

Spread the love