La Junta de Gobierno ha dado el visto bueno a esta convocatoria, de la que se podrán beneficiar un total de 35 jóvenes de la provincia que estén cursando o tengan previsto iniciar sus estudios en la Universidad de Alicante o en la Miguel Hernández de Elche. Los interesados, que deberán ser menores de 28 años, tendrán también que estar empadronados en un municipio alicantino y acreditar un buen expediente académico.

En el proceso de selección también se tendrán en cuenta la renta anual de la unidad familiar, la distancia desde el domicilio del alumno a la ciudad de Alicante, así como aquellas situaciones socio-familiares de carácter especial.

En este sentido, el diputado de Bienestar de las Personas, Miguel Zaragoza, ha explicado que a través de este programa “se intenta ayudar a los estudiantes de la provincia que acrediten un buen aprovechamiento académico y que, bien por su lejanía o por su situación socio-familiar, pierden la motivación para intentar matricularse y cursar estudios universitarios”.

Las bases de esta convocatoria se publicarán en breve en el Boletín Oficial de la Provincia.

 

Spread the love